Y después de que todo el mundo sacó la bazooka y disparó sin piedad contra el gobierno de China y la instalación obligatoria de Green Dam, la aplicación que permitiría censurar lo que ellos quisieran, parece que en un acto impensando y que me dejó atónito recapacitaron y el ministro de Li Yizhong dijo que no será obligatoria.

De hecho, dijo que será completamente opcional y los usuarios podrán elegir si hacerlo o no. Lo que sí se hará es instalarlo en todos los ordenadores de los lugares públicos, escuelas y cibercafés.

Todos sabemos perfectamente que esta aplicación es un arma de censura perfecta que el gobierno del país asiático quiere utilizar para bloquear lo que le de la gana como vino haciendo hasta ahora pero de una forma muchísimo más eficaz, pero la excusa de ellos, y que el ministro Li ayer citó, es que quieren frenar la pornografía y los sitios con contenidos violento y así proteger a los niños de la red.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.