La industria cinematográfica parece que piensa que tiene más poder que la ONU, los gobiernos de toda Europa y además que puede sobrepasar los derechos de cualquier ser humano, ya que ahora quieren tener la capacidad y poder para desconectar a los usuarios de Nueva Zelanda y pasar por alto la ley de los tres avisos que se implantó en el país porque simplemente es una pérdida de tiempo.

Y esperemos que se les caguen de risa en la cara, porque si le llegan a dar este poder la industria (un ente superior con capucha de verdugo) podría desconectar a cualquier persona que infrinja las leyes de copyright sin que antes pasen, por ejemplo, por esa entidad la cual hace cumplir las leyes llamada juzgado. No, si para ellos la democracia significa poder hacer películas y ganar dinero.

El problema que enfrentan, según Tony Eaton, director de FACT, que representa los intereses de la industria, es que ellos envían mil cartas explicando que se han violado las leyes y la selección de las personas a juzgar es completamente arbitraria y así podrían pasar años sin que los "criminales" sean juzgados.

Realmente lo lamento Tony, la justicia es la justicia y los tiempos de la misma, aunque no sean los más adecuados, hay que respetarlos ;-)

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.