Sabemos que las medidas que toman desde las organizaciones que "defienden" los derechos de autor y protegen a los artistas son, en muchos casos, extremas (no digo todos, sino simplemente muchos). Una vez más, lo demuestran.

Calvin Harris es un DJ escoces que subió a su cuenta de YouTube la canción "Ready For The Weekend - Original Mix", de su propia autoría y, días más tarde cuando trató de verla nuevamente, se percató de que se la habían borrado por problemas legales. Lógicamente la respuesta fue ponerse furioso ya que él es dueño del tema en cuestión.

Así como les informaba sobre la desorganización empresarial dentro de SABAM hace algunas horas, aquí hay otra muestra que lo que están haciendo este tipo de organizaciones es simplemente un método prácticamente automático que no tienen ningún tipo de comprobación.

Harris culpa a BPI, asociación que se encarga de representar y defender los intereses de las compañías:

BPI es la peor organización que alguna vez caminó por la tierra y su forma de actuar es caótica. Además sus empleados son todos unos retrasados mentales. Esto es increíble y pareciera que no teng poder para hacer nada.