Hace algunos días les estuve hablando de Green Dam, el software que el gobierno de China obligaría a instalar en todos los ordenadores vendidos desde hoy, que permitiría bloquear sitios webs pornográficos (aunque el rumor era que harían lo que les de la gana con cualquier web).

Pero había muchísimas personas en contra. Desde organizaciones de derechos humanos hasta personas independientes, como Ai Weiwei, quien pretendía armar un boicot y que nadie se conecte a la red durante todo el día de hoy o incluso protestas que se generaron en Washington.

Al parecer todas estas protestas tuvieron algo de éxito, ya que horas antes de la puesta en vigencia se "retrasó" la propuesta y se informó que no se sabe desde cuándo comenzarán a aplicarla. Aunque la esperanza de que sea nunca todavía existe.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.