Inti estuvo mostrándoles unos extraños comerciales del Internet Explorer 8. Si los vieron sabrán que son de lo más raro que hay a nivel publicidad. Pero uno de ellos, que se llama O.M.G.I.G.P., es, por lejos, el peor. En él se puede ver a uno de los protagonistas vomitar sobre otro en repetidas ocasiones. Sí, realmente extraño.

Lógicamente, la gente hizo saber su opinión en blogs, Twitter y redes sociales y finalmente, Microsoft terminó sacando el comercial de su canal de YouTube (IE8videos). Incluso Bradley and Montgomery, la empresa que se encargó de la campaña, quitó el video en su web.

Un representante de Microsoft explicó que toman decisiones en base a las opiniones de sus clientes y, obviamente, esta fue la movida correcta, aunque la ideal hubiera sido que alguien de la empresa tuviera algo de sentido común y explicara al resto que un comercial donde una persona vomita sobre otra no es de buen gusto.