Hay cada personaje por ahí suelto que es tremendo lo que pueden llegar hacer. En este caso Simon Wittber se puso manos a la obra y configuró un mando Wiimote de la Wii para manejar una máquina de construcción que pesa 15 toneladas y puede llegar a alcanzar los 16 metros de altura.

El mando se “comunica” con la máquina mediante bluetooth y por lo que se ve en el vídeo se pueden controlar todos los movimientos de la máquina.

Señores, esto os digo yo se convierte de aquí a nada en la última moda entre los capataces de las obras. Lo siguiente: manejar una grúa con el mando de la Xbox.

Vía: Gizmología

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.