Parquímetro

El evento Black Hat, que reúne a algunos de los más famosos hackers de todo el mundo, se realizó durante esta semana y muchas de las cosas que revelaron en relación a la seguridad informática son super interesantes.

Una de las más curiosas fue la que presentó Joe Grand, dueño de la empresa Grand Idea Studio, quien mostró cómo se pueden hackear los parquímetros de San Francisco. Esto se debe a que no existe ningún modelo de comprobación para diferenciar si una tarjeta es verdadera o falsa.

Además explicó que no es demasiado complicado de hacer y que él logró cargarle a su tarjeta US$999.99, que es el máximo permitido.

Si bien el experto aseguró que él no está utilizando este método y es simplemente una comprobación para demostrar la falta de seguridad de los parquímetros comentó que existen muchas posibilidades de que otras personas estén usando este hack y robandole dinero a todos los contribuyentes.

Para descubrir esta falla Grand agarró un osciloscopio y lo utilizó mientras pagaba de forma legal. Analizó la información obtenida y desarrolló una aplicación que permitía emular la tarjeta. Después de algunas pruebas se dio cuenta qué era lo que tenía que decirle al parquímetro para funcionar correctamente y con estos datos utilizó la aplicación Silver Card para escribir información en las tarjetas.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.