Ayer les comentaba que la censura en China todavía no comenzaría a ejercerse, al menos a través del software Green Dam que iban a comenzar a instalar en todos los ordenadores desde el 1 de julio.

Los protestantes que hicieron huelgas en contra de esta iniciativa en todo el mundo salieron a festejar, pero el gobierno del país asiático salió a explicar que sólo se pospuso. Básicamente les avisó que su felicidad no sería eterna.

El gobierno definitivamente seguirá con las directivas en relación a Green Dam. Es sólo una cuestión de tiempo. Lo que pasará es que algunas empresas que fabrican PCs tendrán que incluir los paquetes antes que otras. Pero no hay una fecha estipulada por ahora.

Por ahora la única empresa que había empezado a fabricar ordenadores con este software fue Sony y la cantidad de quejas de los usuarios que recibió por ese motivo fue increíble. Pero ahora Benq, Acer, Haier y otras compañías como Asus se unieron. Las únicas que no dieron declaraciones al respecto hasta ahora son HP, Dell y Toshiba.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.