Me pareció bastante sorprendente la foto que acompaña este *post*. Se trata de la cápsula de regreso de la [**Misión Genesis**](http://en.wikipedia.org/wiki/Genesis_(spacecraft)) lanzada en 2001 para estudiar al **Sol**.

En condiciones normales, la carga debió abrir sus paracaídas y tener un aterrizaje suave, pero esto no ocurrió y cayó a 300 kilómetros por hora sobre el desierto de **Utah** (Estados Unidos) en 2004.

La misión Genesis tenía el objetivo de enviar una sonda a analizar los vientos solares que son reflejados de la atmósfera terrestre. Después de su lanzamiento el 8 de agosto de 2001 siguió una trayectoria complicada por medio de la *[Red Interplanetaria de Transporte](http://en.wikipedia.org/wiki/Interplanetary_Transport_Network)* que llegó hasta el punto [**L1** de **Lagrange**](http://es.wikipedia.org/wiki/Puntos_de_Lagrange#El_punto_L1) entre la **Tierra** y el **Sol**.

Por lo delicado de los materiales usados para recoger las muestras, se había determinado obtener la cápsula de regreso en el aire, pero los paracaídas nunca se abrieron.