Después de muchos rumores sobre la posible fecha de lanzamiento del nuevo sistema operativo de Microsoft, finalmente la empresa decidió salir y revelar cuándo será el gran día: el 22 de octubre.

Hasta ahora sabemos que el recibimiento de Windows 7 en los usuarios fue realmente grato. La velocidad del sistema operativo y la forma en la que se administra la memoria es mucho mejor a la que lo hacen sus versiones anteriores.

Esperemos que Microsoft no la vaya a cagar agregándole características innecesarias como sabemos que sabe hacer la empresa de las ventanitas.