Como vengo diciendo después de que conocí al robot que hace panqueques, al que hace sushi y al que reparte servilletas, cada vez estoy más cerca de proponerle casamiento a uno (o muchos, total no creo que sientan celos).

Pero esto ya es demasiado. Lo que ven, aunque esté cortado en partes, no es un video realizado en stop motion (aunque es lo que pensé en un principio). Estos robotitos son manejados con un control remoto y pueden realizar movimientos, como ven, realmente complejos. Denle un par de años a la ciencia para que le ponga inteligencia artificial y, lectores de ALT1040, están todos invitados a mi casamiento.