fake

Ayer desde el blog bocabit.com (a quien espero desvirtualizar en Internet Meeting Point) se publicaba post titulado: La SGAE denuncia al creador de Winrar. Tras leer el susodicho post uno se da cuenta que el texto es puro sarcasmo, una broma.

Dicho escrito se extendió a toda velocidad por la interne hispana, fue portada de menéame, bitacoras.com y existen numerosas menciones en Twitter. Y aquí es donde me gustaría destacar algo que veo empieza a pasar dentro de la red, fenómeno “heredado” del pasado, una mala costumbre cultivada por nosotros mismos, el "acomodamiento informativo".

Muchos usuarios dieron por buena la información, probablemente sin llegar siquiera a leer completo el texto, ni mirar bajo las tags que se encuentra. Algunos le están echando la culpa al propio autor del post, quien no tiene culpa de nada. Es su blog personal donde escribe de lo que quiere y como quiere, está claro que se trata de un ejercicio de puro sarcasmo, no nos intenta “colar” nada como real (si así fuera mis reflexiones no serían las mismas).

El problema es nuestro y de nadie más. Empezamos a consumir información dentro de la red como se hizo siempre, cuantas veces escuchamos eso de: no no, esto es verdad eh, que yo lo leí en tal periódico. Ahora eso evolucionó y queda tal que así: no no, esto es verdad eh, que yo lo vi en “interness”. Pero es lo mismo, que lo vieras en un sitio de la red o de papel, no lo convierte en una verdad. Tú eres el último eslabón para dilucidar si esto o lo otro es así o asa y sobre todo, para sacar tus propias conclusiones, no las del medio X o Y.

La red es muy rica en información, hay que acostumbrarse a no dar todo por bueno a la primera, contrastar, leer más opiniones, post, artículos o lo que sea sobre un mismo tema. Aprovechemos al máximo las opciones informativas de la red, que no se acomode nadie. Se necesitan mentes despiertas y críticas, no consumidores pasivos de información. El post de bocabit solamente ha puesto de manifiesto, otra vez más, un problema bastante generalizado: el “acomodamiento”. En este caso relacionado con la información, pero es extrapolable a otros campos, por ejemplo la política.