Hace un par de años la empresa NEC presentó en el CES un monitor curvo de 43 pulgadas que finalmente vio la luz y tiene nada menos que 2880x900 píxeles de resolución. Una absoluta bestialidad. Aunque cuando digo bestialidad no sólo me refiero a la resolución sino también al precio: US$8.000.

El NEC CRV43, que será puesto a la venta en julio, se trata básicamente de 4 monitores DLP juntos con LED backlit que ofrece un tiempo de respuesta de 2ms. Además tiene conexión DVI-D y HDMI 1.3, un brillo de 200 cd/m², ratio de contraste de 10,000:1 y conectores USB.

Disculpen que haya babeado el teclado, es que me imaginé jugando al Call Of Duty en esta inmensidad y no lo pude evitar...