3647043541_39ab78cdd1

Al igual que el año pasado, durante el fin de semana estuve en el Menorca Tech Talk que organiza Martín Varsavsky todos los años en su finca Torrenova; la dinámica consiste en 4 días donde unas 60 personas de diferentes países que comparten el entusiasmo de crear proyectos propios se reúnen para relajarse, conocerse, conversar, compartir y hacer amistades. Durante uno de los días (viernes) hay una sesión abierta donde cualquiera puede ir a la finca y escuchar por tres horas ideas y conocimiento de algunos de los actores más importantes del mundo del internet y la tecnología.

El año pasado fui en un plan muy pasivo: aprender, aprender y aprender más, sería ridículo no tomar la oportunidad: casi no conocía a nadie y asistían algunas de las personas que yo simplemente admiro; durante esos 4 días estuve muy atento a escuchar y entender muchísimas de las cosas que se dijeron y tal como lo escribí aquí mismo, agradezco el haber tenido la experiencia, porque si comparo donde estaba hace un año y donde estoy hoy, noto los cambios.

Este año las cosas fueron diferentes, ya que además de que muchos de los asistentes son personas extremadamente exitosas, con proyectos inmensamente populares y que generan una cantidad muy grande de dinero, habían muchos amigos y muchos conocidos; este año no solo tuve la oportunidad de aprender, también de compartir, de conocer y de hacer nuevos amigos.

3649540281_e32be0029d

Sería injusto nombrar a algunos y dejar a muchos en este post, lo importante es darte cuenta que la inmensa mayoría de los asistentes son personas con la cabeza muy abierta, poniendo como prioridad la búsqueda del conocimiento, la curiosidad que creaban un ambiente de tu-a-tu increíble donde todos estábamos por igual. Como dicen Damian Voltes y Mariano Amartino, queda claro que los asistentes podrían ser considerados verdaderos outliers.

Pero sí creo que debería hacerse una mención muy especial a Matías Bergmann, una verdadera máquina de organización que cuidó durante los 4 días (y muchos más antes) que el evento salga de forma impecable. Además de su real amistad, confianza, es de esas personas que te gustaría que vivieran más cerca para verlas más seguido.

Durante mi regreso a Bélgica pensaba --especialmente en el contexto de una conferencia previa a la que asistí un día antes del TechTalk-- pensaba que en apenas tres horas de sesión abierta, aprendí muchísimo más que los dos o tres días de eventos de internet a los que he ido últimamente donde se repite lo mismo una y otra vez. Bien por Martín que es un moderador nato, que pone a los demás muy por encima de si mismos e intenta lograr que la mayoría tenga palabra y pueda transmitir sus ideas.

Yo personalmente me siento con mucha suerte de tener a Martin Varsavsky entre los socios del emprendimiento que Manu y yo tenemos (es decir, Hipertextual). Martín no tiene necesidad alguna de preocuparse por invitar a 60+ personas y organizar algo que demanda tanto esfuerzo y dinero, pero aún así lo hace; Martín no tomó más que 5 minutos de nuestro tiempo para contar el estado de FON y el resto se esforzó para que los demás hablaran; y considerando que posiblemente seamos los invitados quienes obtengamos más del TechTalk que él mismo, solo puedo dar eternos agradecimientos a su imensa generosidad.

Para quienes quieran tener una pequeña idea del ambiente que se desarrolla durante el TechTalk, tomé y publiqué muchas fotos que disfruté bastante haciéndolas durante los días que estuve por alla.