Hace algunas horas les estuve hablando del pedido de boicot por parte del artista Ai Weiwei para que el 1 de julio ninguno de los ciudadanos chinos se conecte a Internet como forma de protesta a la censura que se pretende instalar en el país a través de la aplicación Green Dam, que comenzará a estar instalada en absolutamente todos los ordenadores que se vendan desde ese mismo día.

Ahora desde WikiLeaks se confirma una información que era de esperarse. Además de extenderse y monitorear aplicaciones de terceros como el Skype o editores de texto para ver si frases prohibidas son utilizadas, el programa tiene un exploit que permite controlar la máquina en cuestión desde un lugar remoto si el usuario ingresa a un sitio web con un código malicioso específico.

Este exploit fue hecho, supuestamente apropósito, a través de un desbordamiento de buffer del .NET de Microsoft. Como Green Dam vendrá pre-instalado en todos los ordenadores que se vendan desde el 1 de julio, significa que este error permitirá conectarse a cualquier equipo del país asiático.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.