Esto sí que es jugar en condiciones y el resto son tonterías. Que se lo digan a Steve Faton, responsable de todo lo relacionado con el vídeo en los conciertos del grupo Jonas Brothers, que decidió “enganchar” una Xbox 360 a la pantalla de 22x49 metros para jugar entre otras cosas al Halo.

La pantalla es LED HD con unas dimensiones de 22x49 metros, que se colocó para el concierto que el grupo dio en el estadio de la ciudad de Dallas. Cualquier gamer que vea el vídeo estará deseando vivir esa experiencia antes de morir y no me imagino lo que hubiera sido se además de la pantalla, hubieran puesto el sonido del juego por lo altavoces gigantes.

Vía: Engadget