Pricewert era un famoso ISP, también conocido como 3FN, que amparaba una gran cantidad de prácticas ilegales como SPAM, phishing, pornografía infantil y malware entre otros. Por eso no parece raro que el envío de correo basura haya descendido un 15% desde su cierre la semana pasada.

Esto fue lo que explicó la FTC (Federal Trade Comission), organización que arregló su cierre:

Protegía activamente a su clientela criminal ignorando las peticiones de cierre procedentes de la comunidad de seguridad online o cambiando los elementos delictivos a otras direcciones IP que controlaba para evitar su detección.

Hace un tiempo se cerró otro ISP muy famoso por sus actividades ilegales llamado McColo y, en ese momento, el envío de correo basura bajó en un 50% y tardó mucho tiempo en recuperarse. Lamentablemente esta vez no fue así, ya que, según explicaron, los spammers aprendieron de sus errores e instalaron sistemas de backups que permiten transferir sus bots a otros lugares sin perder demasiado tiempo. La semana pasada había caído un 30%, pero entre el domingo y lunes se recuperaron y ahora bajó un 15%.