Commodore C64, esa vieja gloria del hardware que en 1982 hacía acto de presencia revolucionando el mercado, con un éxito sin precedentes en varios países del mundo y todo gracias a su CPU de 8 bits corriendo a 1,023 Mhz que hizo las delicias de crítica y público.

Esos tiempos ya pasaron y ahora nuestras máquinas son bestias imparables a años luz de ese cansado Commodore 64. Aún así, sigue teniendo fieles, nostálgicos de la tecnología que se resisten a dejar morir una viaje gloria. Y que mejor forma de “darle alas” al Commodore que creando aplicaciones para él de los servicios de la red de hoy.

Ese el caso de BREADBOX64, un cliente para Twitter (sí sí, para Twitter), con el que podrás enviar tweets y leer los que mandan tus contactos. Esas son todas sus funciones, pero ¿y lo que tiene que prestar enviar un tweet desde una máquina de 1982? Ese mensaje será un lazo entre el pasado y el presente.

Vía: Boing Boing Gadgets