Digital Sky Technologies es una empresa rusa que pretende invertir nada menos que US$350 millones en Facebook y, si bien todavía este acuerdo no se firmó, si llegase a realizarse la red social más importante del mundo pasaría a valer US$10 mil millones. De los US$350 millones, US$200 estarían destinados a acciones preferentes y US$150 a acciones comunes.

Lamentablemente ninguno de los afectados dio declaraciones al respecto. De hecho, desde la empresa se mostraron reacios a compartir la información: “Facebook es una compañía privada, y según su política, no solemos compartir detalles sobre nuestros planes de financiación ni comentar sobre rumores y especulaciones”.

Y si bien Facebook es uno de los proyectos en Internet que logró recaudar más dinero en la historia, el modelo de negocio todavía es realmente cuestionable y creo que ya es hora que empiece a facturar (así como YouTube y otros grandes que no logran hacer que entren dólares).