Hace unos días comentábamos brevemente el alza del trabajo en casa en México, debido a la suspensión de labores ocasionada por las medidas preventivas por la influenza.

Según parece, ese es otro ámbito cuya necesidad de atención salió a flote a causa de este período, Ernesto Piedras, director general de The Competitive Intelligence Unit da una perspectiva que resume una parte de esto:

Yo creo que es un buen momento de replantear el tener una verdadera agenda digital nacional, porque cada vez que tengamos una contingencia sanitaria o de cualquier otra índole tendremos problemas laborales.

Por eso es importante impulsar la conectividad, la influenza detonó por primera vez un problema de salud pública en contexto con las TI. Mucha gente tuvo que trabajar desde casa pero en el país sólo hay unas 17 millones de computadoras, contando las de casa y oficinas

Esto, según explica la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se agrava más porque México opera en "banda ancha baja" lo que vienen a ser los comunes 2MB (ficticios) de conexión, lo que consideran "escasamente suficiente" para laborar en condiciones adecuadas.

Aparte de ser un "salvavidas" en situaciones de necesidad, Piedras también considera que representa un medio desaprovechado para el desarrollo de actividades regulares.

En México aún tenemos costumbres laborales muy arraigadas como checar una tarjeta en la empresa, cubrir un horario y estar visibles en la oficina.

Llevar de manera fija una parte de las empresas por medio de trabajo remoto, considera, entre otras cosas, significa evitar perder tiempo en desplazarse a oficinas, y ahorros en insumos para las empresas.

Por supuesto que todo eso, tendría que medirse contra el alto nivel de distracción que podría generarse debido a la falta de monitoreo de actividades.

Resulta curioso ponerse a pensar si ese modelo podría resultar bien en nuestra cultura. En los comentarios del post pasado acerca del tema, algunos comentaron experiencias tanto de aplicación como de uso del teletrabajo y por lo visto les fue bastante bien en lo que cabe. Sin embargo, como igual hemos ido constatando, esa falta de mejor distribución de Internet en México, deja poca oportunidad para que esta opción sea algo común en un futuro cercano. Pero a que sería interesante que lo fuera ¿no?

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.