sony-vaio-p-full.jpg.jpeg

La Vaio P es el esfuerzo de Sony por entrar al mundo de las ultraportátiles, la marca ha hecho mucho hincapié en que la máquina no debería ser comparada con una netbook que normalmente usan componentes más baratos, es de construcción más simple y cuesta mucho menos, mientras que la P tiene un diseño bastante bonito, una pantalla muy brillante con resolución alta, componentes premium y un precio mucho más elevado, pero es imposible no ponerlos en al misma categoría, al final van a ser usadas para lo mismo. O eso pensaba yo.

En muchos sentidos, la Vaio P tiene lo mejor y lo peor de un portátil, de un ultraportátil y de una netbook, me explico:

Lo bueno

  • La construcción del hardware es impresionante, los materiales son buenos, la forma es llamativa y el peso es mínimo.
  • Webcam de 1,3 megapixeles.
  • GPS.
  • Módem 3G interno.
  • 802.11 b/g/n.
  • El teclado.
  • Pantalla de 1600x768.

Lo malo

  • Windows Vista.
  • Procesador de Atom Z530, aparentemente no es lo suficientemente rápido para Windows Vista.
  • Tarjeta de video insuficiente para reproducir video a calidad decente.
  • La pantalla de 8 pulgadas es muy pequeña para la resolución tan alta (1600x768).

Usando la Sony Vaio P

A las dos o tres horas de usar el equipo te das cuenta que Sony no lo construyó para usarla de trabajo, no es lo suficientemente rápida para instalar aplicaciones de uso intensivo y al mismo tiempo la resolución tan alta hace que sea medio imposible trabajar en documentos, no se diga en hojas de cálculo, me quedé ciego.

Entonces decidí usarla para temas menos productivos y más entretenidos: ver series de TV. Lo primero que hice fue copiar un episodio en 720p de 24, considerando la resolución de 1600x768 píxeles, imaginé que podría aprovechar bien un video en HD. La experiencia fue bastante decepcionante y la documento en un video:

Es decir, inviable. No es capaz de reproducir videos ni en 720p ni otros tamaños más pequeños. No queda claro si es problema del procesador, de la tarjeta de video o de Windows Vista. El problema es que ese nivel de desempeño me lo encontré durante todas las pruebas que llegué a hacer: usando software común (mensajería instantánea, Tweetdeck, Google Chrome, Safari, Spotify, etcétera). No solo es la lentitud, es el problema ocasionado por combinar una pantalla tan pequeña con una resolución tan alta (como muestro al inicio del video).

Navegando un poco por foros y blogs, la primera recomendación que se hace es cambiar el sistema operativo a Windows 7, contacté con la agencia de PR de Sony que envió la unidad de prueba y me pidieron que por favor no cambie el sistema operativo porque no es final y porque resulta que posiblemente es un problema restaurar al estado original de la máquina (y esta Vaio P seguramente será usada por otras personas que quieran reseñarla en su estado original), por lo que no puedo darles mis impresiones de su uso con un sistema operativo aparentemente más decente.

Conclusiones

2/10

Me parece muy fuerte que una ultraportátil que cuesta casi $1.000 dólares tenga problemas de desempeño out of the box, que la impresión general es que Sony se equivocó y lo mejor es instalarle Windows 7 y por el público al que está dirigida la máquina sospecho que la mayoría no tendrá idea de cómo hacer esto.

¿Mi recomendación? ahorrarse más de la mitad del costo e ir por una Acer Aspire One o MSI Wind. Prometo que me lo agradecerán.