En el Despacho Oval todo tipo de dispositivo que permita la comunicación con el exterior está prohibido. La fotografía que ven aquí arriba es la caja de los móviles (vía Gizmóvil)