Google da explicaciones de por qué Gmail (y algunos otros servicios) no funcionaban bien ayer. Al parecer el problema es a causa de un mal enrutamiento que mandaba todo el tráfico hacia Asia; aparte de la sobrecarga de tráfico de todo el mundo a una sola vía, las conexiones daban timeout. Vía Bitelia.