Si instalaste la última versión de Windows 7 (la recientemente lanzada que es la primer Release Candidate) y elegiste la opción "Express" a la hora de la instalación, te habrás dado cuenta que Internet Explorer pasa a ser el navegador por defecto aunque antes de hayas estado utilizando el Opera, Chrome o el FireFox, por ejemplo.

Justamente por ese motivo tanto desde Opera como desde Mozilla salieron, con toda la razón del mundo, a quejarse por ello porque, sin dudas, esta práctica por parte de Microsoft es, al menos, desleal.

Si se elige la opción "Custom" en la instalación se puede elegir sin problemas qué navegador tener por defecto pero, como todos sabemos, prácticamente nadie elige la opción personalizada a la hora de instalar aplicaciones.

Lo más lógico del mundo sería que si una persona seleccionó a otro navegador como el que quiere utilizar por defecto sería que esto quedará así después de la instalación, independientemente de cuál elijamos. Es imposible comprobar si esto es o no algo que Microsoft hizo intencionalmente, pero la empresa aseguró que esto sucedió porque es una RC y no es más que para testear el funcionamiento del sistema. Pero considerando que la versión de Windows 7 es gratuita y gratis durante un año lo más seguro es que millones de usuarios lo descarguen y este error no intencional los afecte.

Mitchel Baker, integrante del directorio de Mozilla, aseguró que este es un manejo evidente de Microsoft para mejorar el posicionamiento del IE en el mercado. Yo le creo a ella.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.