Hace algunos días el gobierno argentino presentó un proyecto con el que se pretende aumentar los impuestos de muchísimos dispositivos electrónicos (pantallas, notebooks, móviles, DVDs y más) hasta y llevarlo del 10,5% actual a un 21%, permitiendo así un aumento del precio de los productos hasta de un 30% desde julio. Los únicos que se salvarán son los productos que se manufacturen en el país. Esto es, supuestamente, con el fin de promover la industria nacional.

Pero aquellos que tenemos una mínima relación con la tecnología (el gobierno parece no tenerla) sabemos que, como dijo Norberto Capellán, presidente de la Cámara de Informática y Comunicaciones de la República Argentina, lo único que se hará es "fomentar el contrabando" (actualmente si te compras una MacBook en Estados Unidos se ahorra nada menos que 2 mil pesos -US$530-).

Y así es como la Argentina pone reversa y se aleja corriendo ante la tecnología, un proyecto que no hará más que seguir agrandando la brecha entre las personas que tienen la capacidad de pagar por productos que ya están carísimos y el otro 99% de la población.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.