Hay sólo una cosa en la red de la que se podría decir que soy un fanboy y esa cosa es BitTorrent. Por eso quizás esta noticia me parece una locura por parte de Google.

Probablemente todos los usuarios de Windows usen uTorrent habitualmente para descargar contenidos desde la red ya que el cliente, sin lugar a dudas, se estableció como el más famoso de la red P2P con 28 millones de usuarios activos.

Como un simple servicio, en la web oficial del cliente, se había agregado un buscador que utilizaba el engine de Google que permitía la búsqueda de torrents. ¿Qué hizo Google? Bloqueó todas las búsquedas y ahora lo que aparece es un mensaje de error.

El verdadero problema detrás de todo esto para la empresa detrás del uTorrent es que se generaba dinero a través de estas búsquedas. Cuando los usuarios buscaban y hacían clic en las publicidades que aparecían en los resultados, el capital se materializaba. Por eso esto es un golpe bastante duro no sólo para la libertad dentro de la red sino también para las ganancias de la empresa.

Comprendo que Google no permita que trackers que permiten la descarga de material con copyright no puedan utilizar AdSense, pero lo que hacía el servicio de búsqueda de la página del uTorrent no era más que enlazar a otros sitios, sin alojar ni siquiera un archivo .torrent en sus servidores.

Pasó lo mismo hace unos días con un servicio que se había creado, llamado The Pirate Google, del cual les estuvimos hablando en ALT1040.

Finalmente, la empresa del buscador no salió a dar declaraciones al respecto. Pero a mí ese lema de Don't be evil ya no me está cayendo demasiado bien como hace un tiempo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.