Ya hace tiempo les venimos hablando en ALT1040 sobre la ley antipiratería que quería implementar en Francia sobre la desconexión de las personas que descarguen material con copyright en el país. Los diputados acaban de aprobar el proyecto y ahora, aunque la izquierda se opone, salió adelante con 296 votos a favor.

Las sanciones que presenta esta ley son realmente cuestionadas, porque no sólo dejarían al usuario que infrinja estas leyes sin Internet por un tiempo máximo de dos años, sino que también deberán continuar pagando por el servicio que no poseen.

Si bien ya fue aprobada por los diputados, todavía no se sancionó, ya que debe todavía aprobarse por los senadores el jueves y, si esto sucede, se creará una Alta Autoridad para la Difusión de Obras y la Protección de Derechos sobre Internet (HADOPI), un organismo que estará integrado por miembros del Poder Ejecutivo y que será el encargado de enjuiciar a los "piratas".

Aquí el problema es que la mayoría de los artistas del país galo apoyan esta ley ya que consideran que lucha a favor de los derechos de autor que ellos poseen.

Para hacerles saber a los "piratas" que están rompiendo la ley primero les avisarán por Internet, después a través de una carta y si se llega a una tercera instancia, se le cortará el acceso desde los 6 meses hasta los 2 años. Pero aquí hay un problema, y es que el Parlamento Europeo aprobó una enmienda que reza que no se le puede cortar el acceso a Internet a los usuarios a no ser que antes haya una instancia judicial de por medio.

La verdad es que todo está bastante oscuro ya porque el Senado ya ha apoyado esta ley anteriormente así que lo más seguro es que el jueves se termine sancionando. Esperemos que no haya el quórum necesario porque probablemente muchos países tomarían a Francia como ejemplo y seguirían esta medida para tratar de solucionar la descarga ilegal en el mundo.

En Francia el 36% de los usuarios de la red han confesado haber descargado material con derechos de autor, una franja que se eleva muchísimo, al 57%, en edades entre 18 y 25 y que desaparece en mayores de 65 años, donde sólo el 1% dice haber bajado material con copyright.

Me pregunto por qué en vez de seguir las presiones de Estados Unidos no hacen como su Estado vecino, España, y en vez de sancionar una ley que terminará dejando a medio país sin internet (la ministra de Cultura francesa, Christine Albanel, sostiene que la cifra de infractores diarios rondarían los 10.000 casos) no abren un poco sus cabezas.