Yo quiero montar en esta atracción sí o sí. Se trata de un novedoso cine en 4 dimensiones en el National Sea Life Centre de Birmingham, donde se proyecta una película que recrea escenas de la vida animal, especialmente de los fondos marinos. Para provocar sensación de realidad la sala cuenta con efectos especiales: los asientos se mueven y vibran, se rocía al personal con agua salada o saltan delfines por encima de las cabezas de los allí sentados.

Las sensaciones son tan reales que muchas personas llegan a encontrarse mal físicamente con mareos y temblores de piernas. Según el responsable de la atracción “los niños parecen tener mayor resistencia que sus padres”.

Vía: Metro.co.uk