Me parece una imagen terrible, un resumen de la injusticia guatemalteca contra Jean Anleu, un usuario común como todos nosotros, que simplemente emite sus opiniones en Internet, tratado como si fuera un delincuente peligroso.

@Jeanfer ha cerrado su cuenta de Twitter, es lógico. Sus opiniones no son públicas, no le hizo daño a nadie, aún así, tiene que twittear con las esposas aún puestas.

No es justo.