Google perderá 470 millones de dólares por mantener YouTube. Se calcula que tan solo el ancho de banda necesitado para mostrar todos los videos cuesta 399 millones de dólares.