No estoy seguro si esto no es más que una campaña viral de Lenovo para levantar un poco las ventas de su X300 o si el usuario estaba realmente enojado con su MacBook Air, pero la realidad es que no estaría cerca suyo cuando estuviera un poco pasado de copas y tuviera un cuchillo cerca. Hay un par de tornillos que definitivamente tiene sueltos.

Vía: Gizmodo