periodista.jpg

El Huffington Post publica nueve reglas esenciales para informar que deberían ser tomados como estándares. Recomendado especialmente a quienes mantienen sitios que impulsan el periodismo participativo (una etiqueta muchísimo más exacta a la desgastada, fea, muy inexacta y poco amigable "periodismo ciudadano"). Evidentemente se aplica, también, a quienes estamos usando blogs para informar. Traduzco brevemente cada uno de los puntos:

  1. Sólo hechos: sintetizar, concretar lo más posible. Evitar a toda costa las exageraciones, y elegir cuidadosamente los adjetivos usados en el texto.

  2. Evitar el chisme y los cotilleos: Evítalos, no importa qué tan confiable sea la fuente. Pasa de comentarios negativos o el ad hominem cuando hagas opinión (ejemplo: «esa persona es fea y tonta»). Resta cualquier tipo de seriedad a tu nota.

  3. Omite opiniones irrelevantes: De nuevo, mantenerse cercano a los hechos, "Una injusticia puede ser resuelta con, simplemente, exponerla".

  4. Plagios y dar el crédito: Siempre, siempre, siempre dar el crédito. Si encuentras una nota por medio de otro blog, poner un vía, si el texto es escrito por otra persona, citarlo y enlazar a la fuente original. La atribución es saludable tanto para quien cita como para el citado.

  5. Ortografía y gramática: Revisa la ortografía. Al terminar, vuelve a revisarla, siempre puede que se nos pasa algún fallito. Yo agregaría (especialmente para los blogs en español, que hacemos bastante traducción, como esta misma nota) que se revise que no haya "traducción literal" y que todo tenga sentido.

  6. Integridad en las fotografías: No alterar imágenes para dar un contexto diferente o manipular a la audiencia.

  7. Identifícate: Siempre sé real al decir a quién representas, dónde escribes y/o para quién trabajas.

  8. Identificar las fuentes de información: Si vas a citar a una persona, esta persona tiene que saberlo, si no quiere que publiques lo que dijo, por favor, no lo hagas.

  9. Revisa las fuentes de información: en inglés le llaman fact-checking, significa revisar que lo dicho por tus fuentes es correcto, real, sin exageraciones y manipulación.

Vía: Microsiervos | Foto: Rabbleradio

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.