medios_masivos.jpg

Ayer escribí un post acerca del aparente ataque que reciben las redes sociales por algunos medios tradicionales mexicanos, en específico El Universal. Hay que aclarar que durante los últimos meses han publicado artículos donde achacan a las redes sociales las extorsiones cometidas por sujetos, la supuesta irresponsabilidad estudiantil e inclusive causante de la ola de secuestros que se vive en México.

Algunas personas en los comentarios consideran que mi post es desatinado porque no tengo estudios en periodismo o comunicación y por lo tanto no tengo conocimiento pleno de cómo funcionan los medios. Me gustaría citar algunos para poner tal argumento en contexto, sobre todo de tres comentaristas específicos:

Jesús:

Ahora, yo no sé si Eduardo es periodista, comunicólogo, o algo más que un bloggero, pero quienes trabajamos en medios de comunicación sabemos que este tipo de noticias se tienen que publicar aunque no siempre nos gusten o estemos de acuerdo, ya que suponemos que son de interés general

llorch:

Creo que Eduardo Arcos debería especificar en este blog cuáles son sus estudios. Porque cuando hace esta clase de criticas hacia el periodismo, hace pensar que sus estudios no pasan de un nivel pre-licenciatura. Yo trabajé para un periódico y sé al menos cómo leer una nota. Si aparece EFE, entonces te das cuenta que es una noticia proveniente de una agencia.

Dany (mi favorito):

Luego, los usuarios que te han dicho cómo funciona una nota de agencia tienen razón. Esa nota apareció en cientos de periódicos (no en México) en el mundo y posiblemente en varios idiomas (...) No sabes cómo funciona una nota de agencia, ergo, eres IGNORANTE sobre el tema y aún así hablas como si lo dominaras…

Y es cierto, yo no cursé ninguna de esas dos carreras; asumo que estas tres personas, para hacer afirmaciones tan categóricas de cómo funciona un medio y qué son las agencias de noticias deben haber estudiado periodismo o comunicación.

Entonces, en base a lo comentado por Jesus, Llorch, Dany, especialmente a lo que he citado en este post (aunque pueden leer la totalidad de sus comentarios en la anotación de ayer) se podría llegar a tres conclusiones:

  1. Los periódicos tienen una especie de obligación (¿aparentemente moral?) de publicar la información que proviene de agencias tipo EFE, Europa Press, Associated Press, entre otros), aún cuando no estén de acuerdo con el contenido.
  2. Si un medio tradicional publica un artículo, no necesariamente respaldan su contenido «porque puede ser publicado en otros diarios».
  3. Si una noticia viene de agencia, su veracidad está implícita, no es necesario verificar las fuentes, y se puede creer ciegamente en ella.

A mi me sorprende bastante, pero, como bien dicen Jesus, Llorch y Dany: yo no soy periodista y no se cómo funcionan los diarios (según ellos). Por lo tanto pedí la ayuda a algunos de mis followers en Twitter, específicamente quienes hayan cursado la carrera de periodismo o comunicación. Recibí una decena de emails y entrevisté a alguno de ellos. A todos hice las mismas tres preguntas (en base a las tres premisas arriba mencionadas). Y estas fueron sus respuestas:

¿Es cierto que un periódico tiene obligación de publicar noticias que provienen de agencia?

Agosto Rivera:

No. Las agencias brindan un servicio, en su mayoría mediante pago. A lo mucho, tiene -dependiendo del medio- la obligación con su público de ofrecer una cobertura que muchas veces solo logran contratando servicios de Agencias Internacionales de Noticias.

Francisco Jesús Trejo:

No necesariamente. Depende del criterio de los editores el considerar si de todas las notas que reciben de las agencias alguna es relevante, generalmente se publican las que a su criterio lo son, además de que se tiene la necesidad. Porque por ejemplo un diario de un estado de México no generara tanto contenido como para llenar la sección de Deportes así que ahí sí tienen que hacer uso de las notas que reciben de agencia. Es común también que los editores prefieran poner información o fotografías de la fuente de agencia de un suceso loca, simplemente porque su información no fue tan buena (...) En pocas palabras: la mayoría de las veces lo hacen por necesidad de información.

Octavio Gómez:

Sí, al menos durante mi estancia (en El Universal), siempre se tomaban notas de otras agencias (internacionales) y siempre la idea fue esa, hacerse responsables de lo que se informa.

Si un medio masivo tradicional, publica un artículo que proviene de agencia, ¿esa nota está respaldada por dicho medio?

Agosto Rivera:

Sí, pues no todo lo que publican las agencias se publica en los medios y no todos los medios publican lo que las agencias. Es decir, el medio elige lo que publica y al hacerlo se entiende que avala la información -aun cuando no provenga de sus reporteros-.

Francisco Jesus Trejo:

Así es, cuenta con su respaldo. Ya que dentro del todo flujo de información y todavía de la elección de cierta agencia sobre otra, el editor o jefe de información decide publicar ESE artículo de agencia. Cuenta con su respaldo, más no se hacen responsables.

¿Que una noticia venga de una agencia garantiza su total veracidad? implica que no es necesario verificar sus fuentes de información y creer ciegamente en ella?

Agosto Rivera:

No, aun cuando muchas de ellas cuentan con un prestigio obtenido con los años y la experiencia, no hay garantía de que sus notas sean verídicas siempre, mas que la confianza en dicho prestigio... Como todo.

Octavio Gómez:

No se verifica fuente, la nota al portal y de ahi al lector

Lo cual significa que las tres premisas en base a los comentarios de Jesús, Llorch y Dany no son realmente ciertas. No lo digo yo, lo dicen tres personas conocedoras del tema, que estudiaron la carrera de comunicación en diferentes universidades bastante respetadas y conocidas. La realidad es otra, y aunque suene a obviedades:

  1. Los periódicos no tienen ninguna obligación moral, contractual o de información hacia el lector de publicar notas de agencia.
  2. Las notas publicadas en un medio son responsabilidad de ellos sin importar si vienen de agencia o de un reportero en plantilla.
  3. La información que viene de agencia puede ser tan correcta o incorrecta como cualquier otra. Es responsabilidad del medio en verificarla (aunque claramente no lo hacen), como confirma Octavio, que trabajó en El Universal.

En realidad no creo que se necesite un diploma universitario en periodismo o comunicación para deducir estos tres puntos o que lo dicho por Jesús, Llorch o Dany y otros comentaristas es simplemente falso. Es bastante grave intentar juzgar las opiniones a una persona en base a suposiciones de sus estudios o no-estudios.

De hecho, dudo muchísimo que las personas deberían limitar o predeterminar sus actividades y conocimientos a la carrera que estudiaron en la universidad. Tampoco creo que mi condición de blogger (aunque odio esa estiqueta) implique que sepa poco o nada de cómo funciona un medio tradicional.

La realidad es que, aunque la información venga o no de EFE, fue publicada por El Universal y ellos tienen que respaldarla y hacerse responsable de la nota, no importa quién la escribió. La realidad es que durante los últimos meses El Universal, y otros medios mexicanos (incluyendo algunos canales de televisión, en especial Televisa) han empezado con un ataque sistemático y sin descanso a las redes sociales por el simple hecho de existir.

Parece que ignoran por completo que son simplemente plataformas para que las personas se comuniquen y conecten de X o Y forma, a veces son buenas maneras y a veces no tanto. En este último caso, la responsabilidad sigue siendo de la persona y no de la red social.

Agradezco muchísimo a Octavio Gómez, Licenciado en Comunicación en el Área de Periodismo en la UNAM, a Agosto Rivera, Licenciado en Comunicación por la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco y a Francisco Jesús Trejo, estudiante de Comunicación en la Universidad Autónoma de Aguascalientes por la ayuda en este post.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.