donofrio

ElectricGirl: @uterope no todos los helados estaban a s./1! es una estafa! #heladeros
35 minutes ago

Mensajes como el anterior inundaron Twitter y Facebook el pasado viernes 27 de marzo, escritos por centenares de usuarios del Perú, en quejas a una promoción realizada por la compañía Helados D’Onofrio y que resultó en un desastre de organización y planificación.

La empresa de helados había creado una interesante campaña para dar gracias a sus clientes y a su país, para compartir el éxito con aquellas personas que ayudaron a que la compañía sea la número 1 en el ramo. La promoción “Gracias Perú” consistía en vender en 1 sol (aproximadamente US$ 0.32) todos los helados de la compañía durante dos días, por medio de todos los heladeros ambulantes de la marca. La campaña publicitaria fue realizada en Internet por medio de cadenas de correos, la página web de la empresa y el boca a boca virtual.

El resultado fue un éxito en las expectativas de la gente y en una solidaridad y simpatía con la compañía de helados y su promoción. Que bueno que nos dan las gracias. Y bueno, llegó la hora cero de “Gracias Perú” el viernes 27, la cadena de distribución no fue suficientemente informada de las características y alcance de la oferta. Muchos heladeros no respetaron la promoción y hacían cualquier cosa para no cumplir la venta de los helados a 1 sol.

Con el incumplimiento comenzó el desastre. Como quien golpea un hormiguero, los peruanos reaccionaron en Internet de una forma enérgica. Marco Sifuentes lo explica muy bien en su blog:

Alrededor de las 10 de la mañana aparecieron las primeras quejas en el Twitter. No había heladeros y, si los encontrabas, se negaban a vender los helados a un sol o te obligaban a comprarlos de a dos. A la una de la tarde no había otro tema de conversación en la «twitósfera» limeña. Los que habían sincronizado el Twitter a su Facebook trasladaron el tema a la popular red social, ampliando el rango de quejones…

Una hora después, la empresa envió un comunicado disculpándose y pidiéndole a sus consumidores que «tomen nota del número de registro de los heladeros que no respeten las condiciones de la oferta». Pero ya era muy tarde. Ya habían blogs y foros ocupándose del tema y hasta un vídeo velozmente editado empezó a circular en YouTube.

Queda en evidencia como las compañías tienen que tener mucho cuidado en la organización de eventos y promociones que tienen como epicentro de inicio Internet. Es una realidad que existen miles de opciones en la web 2.0 para generar esa viralidad que tanto desean las empresas, pero del éxito en el mundo real de campañas anunciadas por Internet dependerá que la reacción sea positiva y no una avalancha de quejas y denuncias. Antes si algo salía mal, los medios reaccionaban de forma tan lenta que nadie se enteraba hasta días, semanas o meses después (si es que llegaba a ocurrir). Hoy todo el mundo se entera en pocas horas de lo que ocurre en tu ciudad, país o región.

La ventaja de Internet como medio puede convertirse en un espejo roto, en el cual se reflejen en mil pedazos esa grandiosa promoción que se convirtió en pesadilla, por una deficiente puesta en marcha.

Vía: Enrique Dans


Suscríbete a Hiper*

Recibe todas las mañanas en tu email nuestra newsletter. Una guía para entender y obtener las claves de lo realmente importante en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Participa en la conversación

15 Comentarios

Participa en la conversación, deja tu comentario

  1. No voy a escribir acerca del ENGAÑO de helados de a un sol que meses atrás generó la propaganda de helados d’onofrio de a un sol, ya que, siendo los helados que yo consumía me dió cólera el engaño y empecé a consumir los helados Lamborgini, los cuales me parecieron BUENOS, Ahora voy a hablar de la propaganda de los helados de a un sol que para esta temporada ha lanzado dicha empresa en los cuales en el spot televisivo anuncia que los sanwich de a sol son «UN SOBREPRECIO PARA UN SUPER HELADO» Tal vez la empresa que hizo ese comercial quizo decir «UN MINIPRECIO PARA UN SUPER HELADO» Error de propaganda?

  2. A mi me acaba de llegar el siguiente mail como modo de protesta:

    «Querido Nestlé
    En agradecimiento a los memorables 27 y 28 de marzo, días en que no pude comprar ninguno de los helados que esperaba (llámese Bombones, Sublime, Frío Rico, Sin parar, entre otros) porque «no había», «solo sale con otro de a sol» o porque al heladero/heladera no le dio la gana de vender nada a nadie.

    Por organizar una convocatoria masiva y ofertar una menor cantidad de los helados que cuestan más de un sol.

    Para que no vuelvas a tomar el pelo y burlarte de la gente, no compraré tus helados querido D’onofrio (ninguno, en ninguna parte) el viernes 10 y sábado 11 de abril.

    Mientras más gente, mejor. Si se junta una cantidad considerable de gente, ninguna otra súper empresa osará repetir alguna gracia semejante. (Nada se pierde, si quieres un helado, hay otras marcas.)»

    Si pudieron hacer la estafa por internet, pues… podemos hacer lo mismo no?

  3. La empresa D’onofrio quería usar internet como herramienta para difundir su campaña, pero jamas esperaron que la misma internet se les volvería en su contra.

    Durante las primeras horas del primer día de la promoción ya se reportaba vía Twitter, Facebook y blogs los cientos de quejas de usuarios de todo el país reportando el mismo problema: los vendedores no querían cumplir con la oferta anunciada en los medios.

    Resulta interesante como gracias al internet fue posible enterarnos en pocas horas que el problema no se limitaba a nuestro vecindario, sino que ocurría en todas las ciudades.

    La noticia terminó saltando de blog y twitter a periódicos, radio y televisión.

    http://www.maskusplanet.com/2009/03/todos-helados-donofrio-1-sol.html

  4. Ese día salí de cacería pero no encontré ni un solo heladero, todos desaparecieron, y si es que se encontraba alguno este se negaba a respetar la promoción.

    finalmente esos dos días fue casi imposible conseguir un helado D’onofrio, bonita campaña ¬¬.