Hace ya unos años modelos argentinas le hicieron juicio a Google por dar como resultado páginas donde ellas aparecían ofreciendo servicios de prostitución que, supuestamente, no ejercían. Por ese motivo la justicia del país le pidió al buscador que elimine esos resultados y, si bien lo hicieron, el juicio siguió adelante.

Finalmente los jueces -todavía el juicio no terminó porque supuestamente Google apelará- sentenciaron preventivamente a la empresa a pagar US$200.000 a la modelo.

Si bien esta noticia me parece una locura porque el buscador simplemente indexa sitios y no tiene responsabilidad sobre ellos (los enjuiciados en mi opinión deberían ser solamente los creadores de estas webs que ofrecen servicios eróticos), Google debe respetar las leyes de cada uno de los países en los que funciona.

En Estados Unidos, por ejemplo, la justicia ampara a las empresas que proveen servicios en Internet (siempre y cuando funcionen de forma legal), pero en otros, como en este caso en Argentina y Alemania (donde no se permite que se muestren sitios neonazis), no funciona de la misma forma y los resultados deben estar regulados.

Vía: Google Dirson

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.