commandos

Al igual que el cine o la música los juegos ya son de forma oficial una industria cultural en España, así lo votó la comisión de Cultura del Congreso aprobando por unanimidad una proposición no de ley del PSOE empujando al Gobierno a proporcionar ayudas.

¿Buena o mala noticia? Pues depende de como se gestionen esas ayudas futuras, en el caso concreto del cine y la moda la cosa no ha funcionado ni medio bien, veremos que pasa en este caso. Mis buenas vibraciones aumentan cuando leo las declaraciones de Gilberto Sánches, secretario general de DEV (asociación española de empresas desarrolladores de videojuegos que congrega a las seis, siete empresas importantes de nuestro país):

Hemos sobrevivido durante 25 años sin ninguna ayuda. No queremos vivir del cuento (estamos enamorados de nuestro trabajo y queremos seguir haciéndolo) sino evitar que a causa de la legislación tenga más sentido producir en otros países

La industria del videojuego no es moco de pavo en España, representa el 57% del ocio digital, contamos con 10 millones de jugadores y somos el cuarto país que más juegos consume de Europa y el sexto del mundo. Ahora bien, aunque las cifras son mareantes y muy buenas, solamente un 2% de los 1.400 millones que genera la industria corresponden a videojuegos creados en el propio territorio.

Esperemos que las ayudas lleguen y se usen de una forma inteligente: conseguir crear una industria local del videojuego potente capaz de proporcionar productos innovadores y sorprendentes. Es una muy buena opción para España darle alas a una industria que puede llegar a ser extremadamente potente e ir poco poco olvidando otras que tan malos resultados nos han dado (y que estamos sufriendo ahora mismo en nuestras carnes).

Vía: soitu.es, Ecetia

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.