El “periodismo ciudadano” no existe

Por el 13/04/09 a las 10:55

citizen_journalism.jpg

El periodismo ciudadano no existe. Es un término, una etiqueta, un tag, un buzzword inventado por personas (que se dedican al periodismo tradicional) para intentar racionalizar el hecho que ahora, y especialmente gracias a la gran disponibilidad de algunas tecnologías, hardware y software (Internet, cámaras digitales, cámaras de video, smartphones, teléfonos con cámaras) pueden publicar contenido que resulta ser de carácter informativo.

El mal llamado periodismo ciudadano alguna vez se lo miró como (y algunos aún lo consideran) una amenaza al periodismo tradicional, inclusive llegamos a experimentar una corta época donde se consideraba que cualquier blog era equivalente a un "medio ciudadano de información", en un clásico ejemplo de confundir el medio con el mensaje (los blogs son simplemente una herramienta, un formato, lo que hagas con él es otro tema). Pero la realidad es que el periodismo ciudadano no amenaza nada, porque simplemente no existe, tampoco va a significar el final de los medios tradicionales. Y no, los bloggers no son periodistas.

Lo que sucede es que hay un paradigma social muy arraigado que dicta que los medios de comunicación tradicionales, en todas sus versiones, son los únicos autorizados a informar, que es necesario ser un periodista para poder recabar, investigar dicha información y que ellos son los únicos autorizados a usar recursos para grabar/obtener material que después será emitido o publicado. El problema de esta idea es que, con una plataforma de comunicación tan abierta y tan libre como es Internet, con la posibilidad de publicar texto, fotos o video de forma inmediata, ya no es necesario ser parte de un conglomerado mediático, parte del staff de una radio o periodista de una revista. Ahora simplemente se necesita, un dispositivo que pueda estar on-line y un lugar a dónde subir el contenido. Si no lo tienes, se puede configurar uno en (literalmente) diez minutos o menos.

Nosotros, los "periodistas ciudadanos", como los medios nos han decidido etiquetar, también hemos desarrollado la característica de la inmediatez publicando lo que sucede a nuestro alrededor en Twitter o en nuestros blogs usando el portátil (o el netbook) que siempre cargamos, eso sumado a la ausencia de proceso editorial implica que la información esté disponible antes que en la TV o en el radio. Los medios tradicionales han respondido a eso tratando de usar(nos) como "información adicional" al desarrollo de una noticia, CNN inclusive creo el sitio iReport donde le pide a miles de personas que trabajen gratis para ellos, usando su material en sus noticias, algunas veces mencionan el nombre de la persona que publicó la información en Internet, pero muchas veces no (suelen acreditarlo simplemente como "iReports").

También es habitual ver, en noticieros de los canales de televisión locales, simplemente acreditar como fuente a "YouTube" por videos hechos por personas que usan estas herramientas para publicar su contenido, prácticamente parece que "periodismo ciudadano" es simplemente una excusa para tomar contenido de Internet sin pagar derechos o acreditar como es debido. Ese "uso de la inmediatez" con poco respeto por parte de los medios tradicionales a sus creadores, es otra estructura de pensamiento que se está imponiendo, en donde las personas que no son periodistas no merecen el mismo respeto en los medios, aún cuando hayan conseguido la información antes y mejor.

No se trata de una competencia entre "bloggers vs. periodistas", no es tampoco una guerra entre la "TV vs. Internet", se trata de empezar a considerar de mejor forma y respetar más a las personas que publicamos en Internet. Creo que tampoco estamos interesados en que nos llamen periodistas (porque no lo somos), lo que estamos interesados es que si encuentran una noticia por medio de, por ejemplo, Twitter, blogs o YouTube sean lo suficientemente sensatos y aprendan a dar el crédito a la persona, no a la herramienta de publicación.

En pocas palabras, construir una atmósfera de respeto mutuo. Ni más, ni menos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte la mejor experiencia y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias de navegación. Si sigues navegando consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR