bitly_logo_top.png

**Joshua Schachter**, creador de **[Delicious](http://del.icio.us)**, escribe un [largo *post* analizando algunas de las problemáticas relacionadas a los acortadores de URL](http://joshua.schachter.org/2009/04/on-url-shorteners.html), como **[TinyURL](http://tinyurl.com)**, un tema que últimamente ha llamado la atención por su uso extendido en estas épocas gracias a **[Twitter](http://twitter.com)**.

El razonamiento de Schachter es interesante: sus usos representan un beneficio para el servicio ya que montar uno es baratísimo y al estar el nombre en el mismo URL puede popularizarse bastante rápido, pero para el resto de nosotros (usuarios finales) representa malas noticias.

Los dos problemas potenciales más obvios: más del 90% de los enlaces en acortador de URL son [spam](http://news.ycombinator.com/item?id=503465) y posibles intentos poco éticos de capitalizar el enlace (por ejemplo poniendo publicidad con *[interstitials](http://en.wikipedia.org/wiki/Interstitial_webpage)*). Aunque el más grave de todos es que los acortadores de direcciones web representan un **punto único de fallo**, y si uno deja de funcionar significa que miles, probablemente millones de URLs dejarán de funcionar. Pero es aún peor:

¿Qué pasaría si uno de estos servicios es *creackeado* y cada enlace producido es modificado para que redirija a una página de *phishing*? -- ¿qué pasaría si deciden censurar algunos enlaces por políticas conservadoras? -- ¿cómo confiamos que no hay un seguimiento en el comportamiento de usuarios a partir de los enlaces, para luego capitalizar con datos privados?

El caso de **[Bit.ly](http://bit.ly)** es especialmente curioso: [han recibido dos millones de dólares en inversión](http://gigaom.com/2009/03/30/betaworks-raises-around-2m-for-bitly-spins-it-out/) para desarrollar el negocio pero su bien más importante, el dominio (`.ly`) [pertenece a Libia](http://workbench.cadenhead.org/news/3503/bitly-builds-business-libya-domain), que según las condiciones, tiene que ser usado bajo el código moral islámico y no puede tener relación alguna con sexo, las apuestas, o insultos a la religión o política. Es decir: podrían quitarles el dominio en cualquier momento. Millones de direcciones dejarían de funcionar instantáneamente.

Peligroso.

¿Soluciones? -- **Joshua Schachter** propone que **Twitter** permita URLs largas que no cuenten dentro de los *140 caracteres* o que tengan su propio servicio acortador de URLs de tal forma que ellos mantengan el control absoluto y no dependan en terceras partes.

Al final **Eduardo Gutierrez** (más conocido en *las internets* como [Eduo](http://twitter.com/eduo)) tiene toda la razón cuando dice que [la necesidad de uso de los acortadores es una ilusión](http://twitter.com/eduo/statuses/1448415884). Con una modificación sencillísima y pequeñísima en el funcionamiento de **[Twitter](http://twitter.com)**, se vuelven totalmente innecesarios.

Participa en la conversación

30 Comentarios

Deja tu comentario

  1. Buen post, me abrió los ojos para algunos problemas de seguridad en la red.

    Los tiempos cambian, las necesidades de seguridad también.

  2. Realmente el 90% de los enlaces acortados es Spam? Con millones de usuarios de twitter posteando links acortados cada minuto, acaso los generadores de spam crean links a un ritmo 9 veces mayor que el resto de millones de usuarios de twitter?

    Por lo demás los argumentos son bastante sólidos.

  3. Me gustaría que twitter tuviera su propio sistema acortador. Permitir enlaces largos creo que rompería un poco con la esencia, le quitaría algo a eso de «en 140 caracteres». Además es verdad lo que plantea Eduo sobre el tema de los teléfonos móviles.

  4. ¿Acortador? ¿Quién necesita un acortador cuando puedes tener un http://freakinghugeurl.com/ ?

    Fuera de broma, es cierto que los acortadores presentan un punto de fallo en el manejo de url, por lo que creo que no deben ser usados como sistema de marcadores. De hecho no creo que depender de un solo sistema para guardar y compartir ligas sea muy bueno, aunque no acorten el url. Vean lo que le pasó a magnolia que de un día para otro perdió tooooodo.

    Pero para compartir efímeramente una liga con la gente de twitter, pues está bien.

  5. Los acortadores de URLs no se verían afectados si Twitter lo implementa, pues no depende únicamente de este servicio, puede servir para compartirse vía sms o simplemente tener una macrourl en una dirección pequeña, fácil de recordar.

    Twitter es sólo una opción más para utilizarlas.

  6. mmm yo tuve un problema con un acortador de url (zi.ma) que dejo de existir, aunque despues volvió a la vida tiempo despues pero con otro dominio y con mis datos perdidos.

    en ese momento me pasé a cli.gs y hasta ahora no he tenido problemas ….

    la verdad es que uso los acortadores solo para enlaces de descargas y poder contabilizar estas descargas.

    si tienen la duda de adonde va cada enlace pueden usar un script de greasemonkey para saber adonde los llevan las url, es muy sencillo.

    y por otro lado, si vivimos con la paranoia de que hackean cada servicio acortador de urls, creo que no avanzaremos mucho..

    de todas maneras apoyo la idea que el mismo twitter acorte las url y ponga puntos suspensivos…

    por otra parte si no les queda espacio por los cortos 140 caracteres usen otro servici =) yo por eso tambien tengo una cuenta en tumblr =)

  7. @Arte: Al contrario. La razón de que se usen acortadores es para que el URL quepa en un SMS de teléfono. Utilizar etiquetas no resolvería sino que ,al contrario, exacerbaría el problema.

    Si no existiese esa necesidad original no se habrían usado acortadores desde el principio, sino que se permitiría el URL sin más.

    La gran ironía es que el uso por SMS es una fracción minúscula del uso de twitter, pero esa limitación ha dictado todo este problema.

  8. @Luis Rull: El problema es que ahora que hemos llegado al millar de acortadores registrados TinyURL, aunque sigue siendo la mayoría, no es el único.

    Por supuesto, la «muerte» de muchos de estos acortadores no significaría una gran pérdida pero su proliferación si que suma al gran linkrot que es cada vez más presente.

  9. Con lo fácil que sería que Twitter desde un principio acortara automáticamente las urls y punto. De todas formas supongo que serán conscientes del problema y que lo solucionarán. No veo ninguna dificultad en transformar urls largas en urls del tipo «loquesea.com…», insertando puntos suspensivos al final para ahorrar caracteres o cualquier otra forma. Es sólo sentarse unos minutos y pensar en la mejor solución.

  10. Madre mía. Debe ser la primera vez que veo mi nombre completo escrito en una web en años :)

    Gracias por la mención. De saber que alguien me citaría hubiese elaborado un poco más.

    Es interesante el mérito que tiene Twitter en prácticamente validar y crear un mercado que era casi inexistente antes: El de acortadores de URLs. Antes de Twitter habían muy pocos y su única razón de existir era hacer los URLs mas portables en sitios con tendencia a romperlos, como IRC o el Mail. TinyURL, el más venerable de estos, llevaba 10 años siendo una herramienta más bien obscura.

    Twitter sin embargo institucionalizó los acortadores, los validó y creó un ecosistema donde no había ninguno. Empezaron a surgir acortadores que daban más y más poder a la persona que compartía el URL (a expensas, siempre, de los otros dos lados que lo usan, el «clicador» y el «servidor»).

    Se empezaron a evaluar los acortadores de acuerdo a las ventajas que ofrecían al que lo usaba (estadísticas, frames de publicidad, renombrar a voluntad) y siempre se olvidó pensar en los que hacen clic en esos enlaces (que dejan de saber realmente a donde van a ir a parar y que ahora tienen un tiempo añadido de carga) o en los que los sirven (tu dominio puede ser en muchos casos como tu logotipo o tu tarjeta de presentación, dando validez a un enlace que de otra forma no verían muchos).

    Hay incluso discusiones pre-twitter que ya levantan estos puntos, incluso considerando la bajísima incidencia de acortadores. La realidad es que un acortador de URLs es tan útil como poner a un guardia para que te de el ticket de estacionamiento y así no tengas que estirarte por la ventanilla: Una solución inadecuada para un problema inexistente.

    Al final la realidad es la misma: Twitter ha creado una vacío, que se llenó con variantes frágiles y cuestionables, cuando debió haber proveído una solución. Lo que a twitter le hubiese costado media tarde (lo que toma hacer un acortador de URLs básico) se ha convertido en este gigantesco ecosistema que será casi imposible de erradicar, incluso aunque twitter decida adoptar uno de estos servicios como propio (algo que debería hacer, como sucedió con Summize).

  11. En mi opinión, puede ser la modificación en Twitter de no tomar en cuenta todos los caracteres, o como se utiliza en search.twitter.com de poner la opción «expand» y así se puede tener una idea de cuál es el enlace final (algo es algo).

    Recuerdo que ya existe algo en modo de servicio web que permite esto, y a partir de esto se puede pensar por ejemplo en plugins para los navegadores, o los famosos (y molestos para mi) previews snapshot del enlace.