El pequeño siempre quiso ir al espacio, pasó toda su vida deseándolo y la única forma que encontró, debido a que no pudo entrar en una universidad, fue agarrarse bien fuerte de la parte exterior del tanque de gasolina de un trasbordador espacial. El wtfismo es que el pequeño del que hablo es un murciélago.

Como se puede ver en la imagen, el animal estaba en el tanque mientras se realizaba el conteo de despegue. Expertos aseguran que probablemente estaría lastimado pero para mí lo único que quería era conocer el espacio, como Vincent Freeman ;-)

Nadie sabe si habrá llegado al espacio o no, pero por las velocidades que llega a tomar el trasbordador (17,500 millas por hora, 25 veces más rápido que la velocidad de la luz del sonido), probablemente se habrá "desprendido" en cuestión de segundos.

¿Cómo se dieron cuenta? Mientras se realizaba el despegue vieron una pequeña mancha negra a la distancia (pueden ver la fotografía después del salto) y cuando agrandaron la imagen notaron que era nada menos que murciélago astronauta.

Ahí tienen, nunca hay que dejar de soñar. Si este chiquitin pudo llegar al espacio, nosotros también podremos.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.