excepcion

Industria de la música para arriba, industria de la música para abajo y por el medio toda clase de atropellos a los internautas, que somos los delincuentes a ojos de la propias multinacionales que “cortan el bacalao” y las entidades de gestión que se supone protegen a los autores. Y digo se supone bien dicho.

Para ilustrar a los lectores y ver como funciona esta magnífica industria de la música nuestra, nada mejor que el caso del grupo español La Excepción, un trío de “hiphoperos” de bien, con mucha letra social, capitaneados por El Langui que es todo un artista del S.XXI, incluso cuenta con un premio Goya entre su palmarés. Pues a estos artistazos, su propio sello les está pisando la cabeza casi literalmente.

Resulta que ni cortos ni perezosos, Zona Bruta/Warner (la discográfica del grupo hasta ahora), decidieron que la agrupación tenía que empezar a pagarles un 5% del caché de sus conciertos. No se quedó la cosa ahí. También pidieron la retirada del track “A tientas”, compuesto por El Langui como tema principal de la película El truco del manco, exigiendo el sello a la productora del filmque retirara la canción de la banda sonora, porque La Excepción era un artista suyo y necesitaban su permiso para participar en la música del filme”.

La Excepción no se doblegó a las exigencias mafiosas de su sello, quedando en un punto muerto. No podían publicar su nuevo trabajo hasta que no se resolviera el litigio en los juzgados. La solución la han encontrado en la red, presentan su último trabajo en este medio y se puede descargar íntegro quien quiera sin pagar un duro. ¿No quieres industria? Pues toma dos tazas. Bravo por La Excepción que le ha echado narices, esto no es un caso aislado, pero los artistas están acongojados. Enfrentarse a la industria puede significar fácilmente la desaparición.

Esta es nuestra industria musical, un modelo medieval que los políticos de turno y las entidades de gestión de derechos de autor se empeñan en mantener vigente. Y digo yo ¿en este caso particular donde narices está la SGAE? y digo más ¿por qué no se dedican a impulsar una reforma de base y se olvidan de tanto canon y demás chorradas comparado con estos sangrantes casos?. Cada uno que busque las respuestas que quiera, yo tengo las mías bien claras, pero mejor no decirlas, que lo mismo mañana nos llega un burofax.

Vía: Pixel y Dixel | Foto: Público.es