celular-ley

Huele a problemas, y no sólo eso, sino a un posible talón de aquiles para todo el movimiento del registro de telefonía celular que pretende disminuir el uso de estos aparatos para fines delictivos, más en forma, para los de secuestro.

Breve resumen: a partir del 10 de abril de este año, será obligatorio que las compañías que prestan estos servicios cuenten con nuestros datos, incluida una huella dactilar, además que se tendrá un registro de todos nuestros movimientos, entre llamadas y mensajes hechos con el equipo.

Bueno, y el tema de que cada mes 600 mil niños adquieren un equipo estaba quedando un poco al aire. No se había dicho hasta hace unas horas, pero era de sentido común asumir que los padres tendrán la responsabilidad de lo que ocurra con ese celular. Esto trae consigo el riesgo de que comúnmente éstos lo extravían y no lo dicen, lo que bajo esta nueva ley puede traer consecuencias desastrosas(para el padre/madre, claro está) en caso de que se de posterior mal uso del mismo.

Esto lleva a dos cosas: que es importantísimo tener a mano un número para reportar los extravíos, y hacerle ver a los usuarios de menor edad que es preferible decir que han perdido el equipo,(que explican que el temor a ser reprendidos los detiene) a que luego metan en problemas a sus padres.

Igualmente, a partir de ahora será necesario avisar a las autoridades en caso de vender o ceder una línea, en cuyo caso la misma quedará bloqueada hasta que el nuevo portador pase a registrarse, de lo contrario un mal uso será responsabilidad nuestra.

Son pequeños detalles pero vale mucho tomarlos en cuenta desde ahora e irlos platicando porque pueden presentar consecuencias de peso en un dado caso.

Foto: Flickr

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.