ghostnet.jpg

Después de 10 meses de investigaciones por parte del Munk Centre for International Studies de la Universidad de Toronto y el Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Cambridge se encontró la existencia de GhostNet, una red de espionaje que afecta a 103 países, incluyendo muchos de sus gobiernos y compañías privadas. Todo inició después que el Dalai Lama pidió que se examine sus equipos por sospechas que tenía malware.

El origen o centro de operaciones de GhostNet es, aparentemente, China, aunque no queda claro que el gobierno sea responsable. Se han infiltrado en al menos 1.295 ordenadores en embajadas y ministerios. Aparentemente el enfoque era espiar al Dalai Lama, a gobiernos de países en el sur y sureste de Asia. Parte de las sospechas que relacionan al gobierno chino son acciones tomadas por ellos a partir de información obtenida por medio de GhostNet.

El malware no era simplemente un agente pasivo recolectando información, también permite controlar los equipos pudiendo navegar en el sistema operativo, obtener documentos, modificarlos, o activar la webcam y el micrófono para escuchar conversaciones.

El New York Times tiene la historia en detalle de cómo se descubrió la red de espionaje, pero es especialmente interesante la forma en que los estudiantes de la Universidad de Toronto encontraron un panel para controlar los más de 1.200 ordenadores en todo el mundo que por algún extraño motivo no estaba protegido de ninguna forma y podía ser accedido desde una página web.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.