El Parlamento de Finlandia aprobó la reforma a la Ley de Protección de las Comunicaciones Electrónicas que permite que las empresas y organismos tengan acceso a correos electrónicos de sus empleados para evitar la filtración de secretos industriales, más conocida como la "Ley Nokia" porque fue esta empresa quien presionó fuertemente al gobierno después de sufrir varias fugas de información.

Como es de esperarse, la reforma ha causado toda clase de reacciones polémicas por el atentado a la privacidad de los datos y los usuarios. Antes solo la policía tenía el poder de intervenir el email de personas para realizar investigaciones.

Es importante aclarar que desde ahora las empresas podrán tener acceso a los destinatarios y a los archivos adjuntos pero no al contenido del email, aún así creo que el acceso indiscriminado, descontrolado y solo determinado por la misma empresa al correo electrónico es un error y una seria violación a la privacidad del empleado.