tribunal-federal

Tenemos como propuesta, próxima a analizarse, la modernización de una parte del sistema legal que supone tener la opción, para quienes así lo decidan, de llevar a Internet los juicios, resueltos hasta hoy de forma física por un tribunal. Con esto se busca tener un sistema de repartición de justicia más eficiente y, de alguna forma, actualizado.

Se propone que el juicio en línea sea opcional para el particular, ya sea que él demande o que sea demandado, incluso cuando intervenga como tercero interesado.

No se trata de burocratizar la actividad jurisdiccional, sino de introducir nuevas formas de gestión y administración para aumentar su flexibilidad y capacidad de respuesta a las nuevas demandas, sin menoscabo de las formas específicas de la actividad jurisdiccional

Como todo proceso electrónico, la seguridad es un tema muy importante y, como no puede ser de otra forma, ya van prometiendo que tienen ese aspecto muy bien cubierto para garantizar la confidencialidad, inalterabilidad y, en resumen, legitimidad del proceso. El futuro de la iniciativa, presentada por el presidente Calderón, por lo pronto está a cargo de la Cámara de Diputados.

La idea suena todo lo bien o atractiva posible, pero así como sucediera con las urnas electrónicas, hay un nivel de desconfianza predominante que por más que traten de evitarlo ahí está. Me pregunto qué tan bien llevarían a cabo la operación, si las páginas del gobierno no son precisamente una joyita de navegación(basta tener que usar la de Hacienda para hacerse la idea).