Nintendo publica cada año un documento detallando los países donde se produce el mayor índice de piratería relacionadas a sus productos, ya sea hardware por medio de la venta de accesorios no autorizados, modchips, o de software, es decir: juegos pirata (personas que compran un videojuego, lo copian y los venden en el metro, en la calle, etcétera) además de todo lo que se puede descargar de Internet.

Cuatro de seis países son hispanoamericanos, dominando la lista negra de Nintendo: Brasil, España, México y Paraguay que son acompañados de dos asiáticos, China y Corea del Sur. Lo que tienen que decir de nuestros países es bastante "interesante":

  • España: La disponibilidad de dispositivos para copiar juegos en este país es preocupante. Hay una venta generalizada en Internet de este tipo de aparatos junto con software ilegal y se debería hacer algo al respecto. Nintendo le pide al gobierno Español que implemente leyes para proteger el derecho de autor de la industria de videojuegos e inicie acciones en contra de la piratería en Internet. Consideramos la educación una prioridad para luchar contra la piratería. Autoridades en las aduanas tienen un papel importante en esta lucha y Nintendo ve mejoras en esta área.

  • México: Las acciones anti-piratería del gobierno mexicano en 2008 fueron insuficientes. Las autoridades deberían reconocer la seriedad del problema y tomar serias medidas. La participación del país en la negociación del ACTA es una buena noticia pero debería haber mayores esfuerzos. La buena fe de las autoridades aduanales es un buen signo en 2008.

  • Brasil: Las leyes federales anti-piratería no están disminuyendo la piratería en el país, los esfuerzos legales son débiles y los intentos de perseguir la piratería son prácticamente no existen. Las autoridades en las aduanas no lograron capturar un cargamento ilegal de videojuegos a Brasil en 2008. La piratería en Internet aumenta gracias a la falta de un marco legal para atacar a esta amenaza a la propiedad intelectual. Los altos precios e impuestos son barreras en contra del mercado de productos legítimos.

  • Paraguay: La corrupción en el país evita el avance en los esfuerzos contra la piratería. Las acciones anti-piratería por parte de Nintendo muestran que productos ilegales son importados y también son fabricados dentro de Paraguay. Controles fronterizos son clave para disminuir la piratería y una revisión al código penal podría aumentar las multas y penas a aquellos que usan, importan y fabrican modchips.

No es una sorpresa que Nintendo tiene muy poca simpatía por los modchips, por las descargas en Internet, por la redes P2P, por cualquier tipo de amenaza a los métodos de distribución física de los videojuegos o a la fabricación de accesorios no autorizados para sus consolas. Tampoco debería sorprendernos que apoyen y estén felices porque países como México adopten el ACTA (que es una seria amenaza a las libertades de las personas), después de todo les conviene bastante.

No estoy de acuerdo con la piratería, no me parece bien que hayan personas aprovechándose y lucrando del trabajo ajeno, pero sí creo que Nintendo debería entrar de lleno a la distribución electrónica y deje de una vez por todas la distribución física de videojuegos, eso no solo le permitiría tener un mejor control de la venta ilegal de juegos, también supondría una eliminación de muchas de las barreras que hay en países latinoamericanos con respecto a los aranceles e impuestos altísimos que suelen ponerse a los videojuegos importados.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.