david-pogue1

Fallos los tenemos cualquiera, en unas ocasiones no te das cuenta más que tu mismo y en otras las más 22,000 personas que te siguen en Twitter.

Ahora fue el turno de uno de mis columnistas favoritos, David Pogue, quien se encontraba probando el servicio de Google Voice -antes Grand Central- y para ello requería recibir unos cuantos SMS. Decidió acudir a la red social donde generalmente alguien está dispuesto a ayudarte y más siendo un destacado del medio como David.

El problema es que olvidó hacerlo por mensaje privado a sus amigos y muchos, por no decir varios miles, de sus seguidores lo vieron. Por unos momentos el pánico se apoderó de él (faltaba más, con 20 mil potenciales acosadores), pidió que hicieran la vista gorda y no abusaran de su error. Uno de sus seguidores le tranquilizó: "Estarás bien. La gente es respetuosa cuando es algo serio."

¿Saben cuantas llamadas recibió esa noche? Ninguna. ¿Mensajes de texto? Seis, de los cuales 5 fueron de gente que realmente quiso ayudarlo y uno haciendo el gracioso recordándole su fail. ¿No es hermoso Internet cuando se mantiene la delgada línea del respeto?

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.