Sobre estas líneas se muestra el funcionamiento del CirculaFloor que es una serie de pequeños robots que se posicionan rápidamente uno en frente del otro a medida que la persona va caminando.

Los robots también pueden cambiar de dirección en caso que la persona vaya a otro lado, también pueden elevarse para simular una escalera, apenas necesita 5 metros cuadrados para operar y cuando esté funcionando bien, podría ser usado para caminar por espacios virtuales.

Vía: TechEBlog