lee_hurst_2_488047a.jpg

Lee Hurst, un cómico inglés admitió hoy que destrozó (literalmente) el teléfono de Gareth Hughes, parte de la audiencia de uno de sus shows, porque lo estaba grabando con su móvil.

Hughes terminó culpando por sus acciones a YouTube y al internet , según el, ahora hay una tendencia cada día mayor a que se publiquen videos de su rutina y que muchas de sus bromas se "piratean" y luego se venden a la televisión. Este es otro caso de confundir el medio con el mensaje. El Internet o YouTube no son culpables de nada, es lo que las personas hacen con herramientas, áreas públicas y sitios para subir contenido.

Aún así, estoy seguro que en la década de los 80 más de una persona entró al show de algún cómico con papel, lápiz y transcribió alguno de los chistes contados. También estoy seguro que en los 90s algunas personas grabaron a cómicos famosos con su cámara y mostró el video a sus amigos.

Vía: Boing Boing

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.