Bien sabido es por muchos los pésimos servicios que las diferentes operadoras de ADSL brindan a sus usuarios en tierras ibéricas, constantemente leemos como España es el país con las peores velocidades en ADSL de toda Europa, con precios excesivos, cortes frecuentes y unos servicios de atención al cliente que rozan el ridículo. Desgraciadamente a servidor le ha tocado sufrir recientemente la incompetencia de dos grandes operadores de telefonía y ADSL, hablo de Orange y Telefónica.

En otras ocasiones tuve problemas, pero no algo como el caso que nos ocupa. El calvario comienza a principios del mes de diciembre, cuando solicito a mi *ISP*, Orange, ampliación de conexión de 1 a 3MB, comunicándome estos que en un plazo de 48-72 horas podré disfrutar de la nueva velocidad. Como era de esperar **pasaron los tres días y seguía con mi cutre, caro e irreal mega**. Llamo en reiteradas ocasiones para ver que sucede, con la única respuesta de que están trabajando en el tema, lo que en palabras del pueblo llano viene siendo: *»si quieres te esperas y si no también»*. La frustración crece con el paso del tiempo, nadie sabe nada y de vez en cuando pego un telefonazo a los de Orange, sin obtener ni una explicación decente. **Es deprimente llamar unas 40 veces a lo largo de dos meses y que nadie sepa nada**.

Finalmente el pasado día 13 de febrero me dispongo a comenzar la jornada internetil; mi gozo en un pozo, no hay red. Accedo al router y veo que ahora marca 3004*kbps* en el aparto de velocidad, asocio automáticamente el corte con las labores para ampliar la conexión y casi hasta lloro de ilusión. Pasan las horas y sigo sin red, mi llanto de ilusión empieza a evolucionar al de desesperación. Llamo a Orange y me dicen que ni idea de que pasa. Se abre incidencia y **me juran nuevamente que en 24-48 horas alguien de Orange me llamará para solucionar mis problemas. La llamada no llega nunca**. Gracias a un amigo que trabaja para la operadora me entero de algo más, según parece el problema está en la centralita de Telefónica y ahora está en sus manos el arreglar lo que sea que pasa. Llamo mil veces al servicio de atención al cliente de Orange, en una de las llamadas me toca un empleado medianamente competente y me dice lo que ya sabía: el problema es de Telefónica y **ellos ya no pueden hacer nada, están avisados**.

**Pasan los días, sigo sin red y no llama ni dios**. Finalmente contacto con otro amigo que está en Telefónica, el cual habla con el jefe de su jefe para ver si pueden agilizar mi problema. Ese mismo día (el viernes día 20) me llaman para comunicarme que el martes 24 se pasarán dos técnicos a solucionar mi avería. Llegó el día y con él los dos técnicos, uno representado a Telefónica y el otro a Orange. El primero no detecta nada y el segundo tampoco, así que llama a Orange y les cuenta la película. El de detrás del teléfono le dice que cambie en las configuraciones *PPPoE* por *PPPoA* y… tachan, problema solucionado.

Resumiendo, me tuvieron más de una semana sin red, con tropecientas llamadas por el medio, contactando y molestando a amigos, para que al final **todo el problema estuviera en un estúpido dato del encapsulamiento que cambiaron** y que nadie tuvo las luces de decirme. Así es como funciona el *ADSL* en España, un **servicio caro y pésimo**. Va siendo hora de **que los órganos competentes se dejen de tanta gilipollez** (como el empeño en crucificar el P2P o blindar legalmente a una asociación que en muchos casos rozan lo mafioso) y empiecen de verdad a preocuparse por la sociedad de la información. **Es su obligación y por estas tierras ya nos cansamos de tanta incompetencia junta**.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.