Este es el UP300x de Nikon, un PMP (Portable Media Player) que se monta en la cabeza.

Parece que a los diseñadores de Nikon no les llegó el memo (que el otro 99,8% de la industria sí recibió) que decía que la tecnología debe ser invisible. Esto es un producto de 8 años de investigación hecha por la compañía aunque pareciera que la empezaron y la terminaron de hacer en los 90s.

Si alguien está interesado, Akihabara News tiene una reseña del ¿producto?

Vía: CrunchGear